FAUNA

Hija de Gea, es una deida, la representación viva de toda la vida animal en el planeta y defensora de la humanidad, Ella se materializa como una chica de 14 años, usando siempre ropa que cree, le ayudara a relacionarse con los humanos, especialmente con Trash. Extrovertida e inocente, alegre y decidida, intenta constantemente ayudar a los demas aunque su forma de actuar sea un poco convencional.

Su mision es proteger al medio ambiente y crear una armonia entre los seres humanos y la naturaleza, para eso debe hacer que Trash tome conciencia sobre el sentido de la vida, lo seguira sin importar a donde, pues de eso depende el futuro del planeta, aunque siempre estara en conflicto con las decisiones que el chico toma en detrimento de la naturaleza. Acepta la misión porque es una de las elementales que más obedece a Gea, aunque es su deseo interactuar con los seres humanos y demostrar ante sus her­manos la inocencia de la humanidad con respecto de la desaparición de Ren. Ella cree totalmente que aquellas criaturas valen la pena.

Su impaciencia es el rasgo que suele darle más problemas, haciéndola tomar decisiones de forma impulsi­va. Pero su principal defecto es su extremada ingenuidad que la hace confiar ciegamente en los demás, convirtiéndose en blanco fácil para burlas y manipulaciones, llevándola al borde de la desesperación. Usa una pulsera, como el último recuerdo de Ren, su hermano mayor, quien fuera el más cercano a ella. Cuando Fauna es asaltada por las dudas, el recuerdo de las enseñan­zas de su hermano le devuelve las fuerzas y la motivación.

Sus demás hermanos siempre la han menospreciado, por su considera­ción para con los humanos, eso ha forjado su carácter, pero, aunque no lo parezca, pues prefiere guardarse todo para ella, los problemas con sus hermanos le afectan demasia­do. Su punto débil es el papel periódico, como si fuera un gato o un perro, animales que le temen a este objeto, ella es vencida y desmaterializada de esta realidad con un simple golpe con este elemento.